Nos hemos ido al centro comercial donde Leyla desayuna todas las mañanas a ver si la encontramos y la liamos para que se venga con nosotros. Es muy tímida aunque la convencemos para hacer cosas en público pero cuando se lanza es una auténtica tigresa. Toda una loba con piel de cordera.

Ángel y demonio